¿Sabían ustedes que algunas verduras producen pigmentos solubles en agua que nos sirven perfectamente como indicador natural para la medición del pH?

En función de si se añaden ácidos o bases, su color varía a modo de test.

Pues bien, os explico como hacerlo:

Vegetal: Lombarda roja o col morada es lo mismo, también llamado repollo.



Cogemos algunas hojas 4 o 5 y las cortamos, acto seguido las ponemos en una ollita, en cuál añadiremos agua, entonces con una minipímer o batidora la trituramos concienzudamente y la ponemos a hervir, que esté hirviendo al menos unos 10-12 minutos.



El agua será del mismo color que la lombarda y la lombarda se habrá vuelto verde, bien éste agua es nuestro apreciado reactivo.

Ahora cogemos y con un colador dividimos las sustancias, lo sólido lo tiramos y el líquido nos lo quedamos, se guarda para su conservación en el congelador, pero antes de congelarlo para usos futuros, nos fabricamos las super típicas tiritas de test, para ello cogemos filtro de papel, el de las cafeteras es perfecto y las cortamos a nuestro gusto, las empapamos en el líquido y las dejamos secar, una vez secas las ponemos en un bote, el típico bote de las tiritas.

Modo de empleo:

Mojamos la tirita en el acuario o muestra del agua del acuario o el agua que queramos saber su pH y la comparamos el color con la siguiente tabla:



Listo, esto si que ha sido fácil, divertido y para toda la familia.

Anda, ahora queda ver como hacer el test de Durezas y nos hemos ahorrado un pastón en test, porque podremos testear nuestro agua mucho más a menudo sin temer a que se termine el dichoso y ridículo botecito de test.

Un saludo.